Etiquetas

, , ,

Para sorpresa de muchos, en 1986, Fidel Castro realizó un giro: Después de evitar todas las formas religiosas justo después de la revolución, el partido comunista de Fidel volvió a abrir sus puertas a la religión. Probablemente, Fidel tuvo la sensación de que el estado de ánimo de los cubanos había cambiado, al igual que el estado de ánimo alrededor del mundo. Castro se reunió con el Papa Juan Pablo II en 1996, en Roma. Entonces ese mismo Papa visitó a Cuba en 1998. El catolicismo alcanzó un gran estímulo después de esto. Irónicamente,hubo una acometida de misioneros protestantes después de esa visita- Probablemente más interesados en evangelizar que en reprimir el comunismo. Cuando cayó la Unión Soviética(esto inició lo que los cubanos llaman el Período Especial), el perturbado pueblo cubano emigró hacia afuera en busca de consuelo. Probablemente, nuestro gran e intrépido  líder sólo  apreció que las personas necesitaban algo para regresar, de esta manera alimentó esa necesidad y permitió cierta libertad para la religión.  En general,la apertura para la religión en Cuba parece subir y bajar con el tiempo.

Es difícil anular por completo la religión. Incluso en Cuba. Incluso bajo Fidel.

Anuncios