Etiquetas

, , ,

Quizás tu parte del mundo es desarrollada, produce armas nucleares y acumula energía nuclear.Pues bien, lo nuestro está perturbado y explotado. En Cuba la opresión religiosa está en su apogeo.

Tu país puede ofrecerte la libertad de expresión y eres libre para seguir la religión en la que crees,el mío no lo hace. Cuba se opone a este derecho básico. Cuba se involucra en encarcelamientos arbitrarios, torturas, pruebas injustas, y ejecuciones  extrajudiciales.

Cuba restringe la libertad de religión, legalmente. Originalmente era una nación católica, que se convirtió al ateísmo después de la revolución en 1959. Aunque el cristianismo es admitido, los cristianos están bajo un intenso escrutinio, todos sus movimientos son observados. Algunas sectas religiosas realmente la pasan mal, los Testigos de Jehová, por ejemplo.

Hasta hace poco, los cristianos no podían ser dueñosde propiedades y cuando las tenían, estas podían  ser embargadas, sin compensación alguna.Según el gobierno, las iglesias son un movimiento social y por lo tanto, la elección de practicar cualquier religión es una problemática sujeta a control gubernamental.

Los líderes religiosos experimentan el hostigamiento y el escrutinio- y por esta razón muchos de ellos han emigrado a los EE.UU.Si bien es cierto que Cuba firmó un pacto internacional de Derechos Civiles y Políticos,estos aún no se están implementando. Los prisioneros religiosos,también llamados presos de conciencia, son humillados, algunas veces golpeados, y sus materiales religiosos confiscados. No se les permite participar en reuniones religiosas. Los testigos de Jehová son considerados “desviados sociales”. En el pasado fueron forzados a trabajos en el campo, con el pretexto de que tenían que ser “reeducados”.La Revolución alega mantener a las mujeres en alta estima, tratando de erradicar de una vez por todas la discriminación de la mujer. La realidad es que la revolución no es amiga de las mujeres cuando siguen una fe. Las mujeres son hostigadas al igual que los hombres en la Cuba actual. Lo sé porque lo he experimentado por mí misma.

El mundo realmente solo puede conocer una parte de lo que sufrimos. Una gran cantidad no es revelada- aunque el Internet hacambiado esto. Que Dios ayude a Cuba. Parece que en estos momentos nadie más lo hará.

 

Anuncios